domingo, 30 de diciembre de 2012

FELIZ AÑO 2013

Me encantaría compartir con vosotros una copa de cava. Se acaba otro año, y digo otro sin ninguna clase de hastío, que quede claro. Sé que el 2012 ha sido un año nefasto para muchas personas en el mundo. Un año terrible para la economía mundial. Terrible para la concepción de Democracia. Terrible porque nos ha hecho dudar profundamente de nuestra capacidad de decidir, de cambiar las cosas.

A pesar de todo lo dicho, sería poco honesto por mi parte no reconocer que, para mí, ha sido un año estupendo. Mi novela La Tumba compartida ha sido leída por miles de personas y Ediciones B se ha convertido en mi editorial. Peso cero me ha acercado también a miles de lectores, algunos de los cuales han tenido la deferencia de ponerse en contacto conmigo para agradecerme cosas que en ningún caso merecía.

En estas fechas toca hacer recuento, preguntarse uno si ha conseguido sus propósitos, revisar sus compromisos con el año que se acaba y ser sincero. He de entonar el mea culpa por algunos de esos compromisos. Me apunté a retos que no he sido capaz de llevar adelante por falta de tiempo, aunque es cierto que en el momento en que me apunté a ellos mi vida era muy distinta. No he ido al gimnasio con la asiduidad que desearía y no he aprendido meditación, ni inglés.

Pero también hay cosas que me propuse y sí he conseguido: he dejado de morderme las uñas y he terminado una novela. No está mal ¿no os parece?

Para acabar compartiré con vosotros mi serie, mi película y mi canción para este año 2012. Como os habréis fijado no he dicho l@s mejores de 2012. Mi elección ha sido algo personal, es una opción que me define más a mí, que a la elección en sí. Este año, en ese momento...

No elegiré mi libro de este año porque después de pensarlo mucho, no puedo elegir solo uno. He leído muchos autores de Amazon, además de clásicos y contemporáneos. Muchos de ellos competirían por ese puesto especial.

Así que, empezando por la serie, sin lugar a dudas, elegiría la segunda temporada de Juego de Tronos. Una serie ambiciosa sobre una novela ambiciosa y que, a mi entender, consigue su propósito con creces.




Esta película me dejó un poso amargo, muy amargo. Me removió por dentro y me hizo sentir.
"Solo hay vida en la Tierra. Y por poco tiempo".




Y en cuanto a la canción. Os pongo esta versión porque es en directo, una grabación de estudio. Y, además, va subtitulada. Me inspiró cuando escribía.




Y ya no me queda más que desearos a tod@s un

 FELIZ