miércoles, 5 de marzo de 2014

Entrevista con Bea Magaña

«Escribo como el que respira: sin pensarlo, por inercia, de manera automática, y porque si no lo hago no me siento viva. Escribí mi primera novela a los doce años; le siguieron ocho más. Hasta el 2011 no me atreví a hacer público mi trabajo; mi blog Historias de Thèramon tuvo una acogida increíble, y el apoyo de mis lectores me ha llevado hasta donde estoy ahora: con una novela autopublicada y tres más en proyecto, todas ellas de géneros distintos, si bien tienen una cosita en común: una forma de narrar que por algún motivo enamora a mis lectores. No lo digo yo, lo dicen ellos».
—Hola Bea, estoy feliz de tenerte en mi blog. Me apetece muchísimo ver qué Bea responderá a mi cuestionario para escritores, si será la dulce Bea del Universo Thèramon, la escritora romántica que dibuja chicos perfectos o la aterradora a la que le gustan los zombies. Pero antes, cuéntanos cómo ha resultado la experiencia de tu primera publicación.  

—Mucho mejor de lo que esperaba; temía que a los lectores de Thèramon no les gustara El chico perfecto... porque se aleja mucho de lo que conocían, pero les ha encantado, he ganado nuevos lectores que no conocían las Historias de Thèramon y mi novela está recibiendo unas críticas fabulosas. No hago presentaciones ni firmo libros, porque la novela sólo está disponible a través de Amazon, pero no lo echo de menos, no me siento preparada para hablar en público (soy muy tímida), prefiero que mi trabajo hable por mí.

Por cierto, me encanta estar aquí, pero... ¿me has invitado para que hable de mi trabajo? Uff... ¿Ya te he dicho que soy extremadamente tímida?
Ah, que vas a preguntarme cosas personales. Genial!! (nótese el sarcasmo en mi tono de voz)
—Esto es entre nosotras, un cafecito y charla de amigas… ¡Allá vamos!


1. ¿Qué rasgo de tu personalidad como escritora destacarías?
Soy difícil de etiquetar.
2. ¿Qué cualidad esperas de un escritor o escritora?
Que se tome en serio su trabajo. 
3. ¿Qué esperas de tus amigos cuando les das a leer un manuscrito?
Sinceridad.
4. ¿Cuál crees que es tu principal defecto a la hora de escribir?
Mi incapacidad para resumir. 
5. ¿Cuál es tu ocupación favorita?
¡Escribir, claro! 
6. ¿Cuál es tu sueño de felicidad?
No te lo digo, que no se cumple. 
7. Si pudieras ser otra persona ¿quién te gustaría ser?
La persona que soy en mis sueños.
8. ¿Dónde te gustaría vivir?
En Thèramon, sin dudarlo. 
9. ¿Cuál es tu lugar favorito para escribir?
Mi cabeza. 
10. Tus novelas favoritas son:
Las que me sorprenden, me emocionan y me hacen olvidar que estoy leyendo una historia porque en realidad la estoy viviendo.
11. Esas novelas que no pudiste terminar por…
Exceso de tópicos, personajes planos, conversaciones forzadas, argumentos inverosímiles, mala redacción y faltas ortográficas. 
12. Tu héroe o heroína de ficción
Lobezno.
13. Tu pintor favorito
Ciruelo. 

14. Tu compositor favorito
Johann Sebastian Bach. 
15. El escritor o escritora que más admiras.
Stephen King. 
16. ¿Qué talento natural te gustaría poseer?
La sociabilidad. 
17. ¿Qué le pides a la literatura?
Reconocimiento. 
18. ¿En qué momento considerarías que has triunfado en la vida?
El día que pueda vivir de lo que escribo. 
19. ¿Cómo crees que será tu vejez?
Como ahora, pero con arrugas. 
20. ¿Cómo desearías morir?
No deseo morir. 
21. ¿Cuál es tu lema?
Ama y cree. También: rendirse no es una opción.
—Respuestas muy interesantes, ahora los lectores conocen un poco mejor a la persona que se oculta tras la escritora. Para los que han leído El chico perfecto no sabe bailar el twist, tu pluma es dulce e intimista, pero no todo lo que escribes es tan «dulce». ¿Nos hablas de tu otra vertiente literaria?  

—Esta pregunta es la más difícil de responder. Me di a conocer en un blog como escritora de fantasía épica y he empezado publicando romántica juvenil, actualmente estoy escribiendo terror y trabajando en una novela erótica (ya escrita). Si todo va bien, lo primero que verá la luz este año será un relato de terror que no es la novela a la que de momento llamo Z. Mi intención es mover (o volver a autopublicar en Amazon) tanto Z como QHUCCT y volver a Thèramon.

—He pasado un ratito estupendo contigo, espero que vuelvas cuando publiques esa novela Z que, estoy segura, será toda una sorpresa para tus lectores.

—Gracias por la invitación y por el interrogatorio. ¿Ya me puedo morir de la vergüenza?