martes, 28 de enero de 2014

Consejos para escritores...


La literatura no es una ciencia exacta. Decía un amigo mío que la literatura es como la energía, que ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Él cree que solo hay cuatro historias que contar y que los que escribimos nos dedicamos a recrear esas cuatro historias con mayor o menor acierto. Vamos, que está todo inventado.

Aun así, está claro que aprender, hay mucho que aprender en esto de la escritura, y la madre de la ciencia son los libros.

Yo no voy a enseñar a nadie a escribir. En realidad no pienso enseñar a nadie nada porque no es ese mi cometido en la vida. Pero sí quiero dar algunos consejillos a los que empiezan en esto de la publicación en Amazon y no saben muy bien por dónde tirar.

Son 5 consejos sin ánimo de lucro para los que no es necesario que consultes con tu farmacéutico.

1.- Cuando escribas tu novela no olvides que en los diálogos se ponen guiones largos. Mejor pasarse que quedarse corto.

2.- Cuando comentas un diálogo, o sea cuando te diriges al lector, solo va en minúscula si utilizas un verbo de habla, no importa si va precedido de un signo de puntuación que valga como punto. Te pondré un ejemplo:

—Te veo bien —dijo su madre.
—¡Qué bien te veo! —dijo su madre.

¿Se entiende? En cambio, en este otro caso, iría en mayúscula.

—Ponme un café, por favor. —Cerró la puerta y se sentó.

3.- No te esfuerces en poner letras chulas que luego nadie verá en su Kindle. Cuanto más sencillo sea tu texto, más sencillo será maquetarlo.

4.- Guarda tu archivo en formato .doc y como Página Web, filtrada. No me preguntes por qué, pero es así como resulta más efectiva su conversión una vez subes el archivo a Amazon.


5.- Y ahora el consejillo que creo más importante de todos los consejos, del mundo mundial, para escritores. Es algo obvio, pero no por ello dejo de encontrarme con casos de juntaletras que han perdido todo su trabajo, por poco previsores. Sí, ya sé que somos unos bohemios y tra la ra, pero no olvidéis guardar vuestros archivos en más de un formato. Véase: ordenador, usb, nube… Haced copias diarias de vuestro trabajo, si trabajáis diariamente. Yo lo hago poniendo la fecha delante del título, de esa manera quedan ordenados y es más sencillo.


Y hasta aquí los consejillos de esta mente inquieta. Espero que podáis aprovechar alguno.