martes, 19 de febrero de 2013

No todo es escribir

Entre cuestionario y cuestionario quiero contaros algunas cosillas, de esas mías de escritora.

Cuando uno piensa en estos que se dedican a escribir, muchas veces se imagina a un señor o señora sentado frente a una ventana en un día especialmente creativo: o con una luz maravillosa o lluvioso y triste. Pero en esto de los libros no todo es escribir.

Una de las cosas que me resultaron más complicadas a la hora de publicar mi novela fue escribir la sinopsis. Sí, ya sé que yo soy quien mejor conoce mi novela. ¡Pues por eso! ¿Cómo voy a saber explicar en diez líneas lo que tardé en escribir un año y me costó más de 350 páginas?

Para La Tumba compartida tuve la inestimable ayuda de Carmen Forján. Por eso cuando Lucía Luengo, mi editora, me dijo: pásame la sinopsis de...., no, todavía no voy a deciros cómo se llama, eso se merece una entrada a parte. Bueno, pues cuando me lo dijo, ella no me vio, pero me puse blanca. ¡Tardé tres días en poder presentarle algo! 


¿Y qué más cosas necesita una novela antes de publicarse? Una foto, tu biografía y ta chaaan: ¡La portada! Pues en eso estamos ahora mismo y me está quitando el sueño. Yo es que soy muy entregada en estas cosas y quiero que lo represente todo sin decir nada, pero con encanto, y misterio, y un poquito de romanticismo. En fin...


Por cierto, mi novela ya está en las librerías y me encanta que los amigos me manden fotos. ¡Gracias!


El jueves cuestionario. Será el primero de una super bloguera. ¡No os lo perdáis!