martes, 11 de enero de 2011

Abril en París, de Michael Wallner

París 1943. Michel Roth, un modélico soldado alemán, es destinado a las oficinas de la Gestapo en París, durante la ocupación. Roth no se cuestiona su papel, es el intérprete que traduce las palabras de los detenidos cuando son interrogados, presenciando por ello desagradables torturas.

Tras el trabajo, y en lugar de ir a los lugares de alterne que frecuentan sus compañeros, él decide vestirse de civil y mezclarse con la sociedad ocupada parisina, adoptando la personalidad ficticia de "Antoine". Cada vez más cómodo con este alter ego, conoce en una librería a una muchacha...

Michael Wallner es actor y guionista. Nació en Austria en 1958 y vive en Berlín. La base narrativa de la novela "Abril en París" me atrajo desde el principio. La idea de una relación romántica entre un soldado alemán y una joven francesa miembro de la resistencia resultaba de lo más interesante. Wallner tenía la mitad del trabajo hecho, la época, los personajes, solo le faltaba hilvanar la historia.

No hago nunca reseña de libros que no me hayan gustado, pero es que este tiene algo diferente a los demás. Me sigue pareciendo que la historia promete y no me ha dejado un gusto del todo amargo. La relación de amor entre Chantal y Antoine resulta muy poco convincente. El personaje de Roth, contradictorio e inestable, sin ideales, incapaz de tomar partido a pesar de ver lo que se hace con los detenidos, se transforma de repente en un superhéroe capaz de soportar lo indecible, las torturas más retorcidas, el más absoluto abandono con la única esperanza de volver a verla. A ella, a Chantal, un personaje prácticamente invisible durante toda la trama, sin contenido, sin chicha, que diría aquél.

Me da la impresión de que Wallner se olvidó de que había un personaje femenino en la historia .

Quizá me atrajo esta novela porque su sinopsis me hizo rememorar "Suite francesa", de Irène Némirovsky, una novela inacabada de la que ya hablé en su día y que me robó el corazón.

11 comentarios:

  1. Me apunto la no-recomendación. La que sí estoy deseando leer y ya la tengo bien preparada en mi mesita de noche es Suite Francesa.

    Besos (tu blog ha sido un gran descubrimiento).

    ResponderEliminar
  2. Pues se agradece de vez en cuando, como dice LittleEmily, una no-recomendación.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Si quieres, pásate por mi blog. Te he dejado un premio...
    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Hola littleEmily, estoy segura de Suite francesa no te decepcionará.
    Yo hacía ya un tiempo que te visitaba, hasta que me decidí a comentar (suelo pensármelo bastante).

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Carmen, te respondo aquí a otros comentarios que has hecho en mi blog. Por favor, haz la reseña y la biografía, seguro que conseguirás darle una nueva visión. Además, me encantará leerla.
    Ahora mismo me paso por tu blog a recoger ese premio (je, je)

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Antonia, cuando dijiste que Suite Française te había robado el corazón me dije: tengo que leerla; ya la tengo encargada-en francés-ya te contaré aunque será igual a destiempo...
    Me está gustando,y mucho, L'élégance du hérisson (La elegancia del erizo) da un buen repaso a todo y a todos, con una lucidez...
    Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Es una pena que teniéndolo todo tan fácil para hacer un novelón haya algo que no acabe de cuajar. Me la apunto en la lista de 'libros por los que no rascarse el bolsillo'.

    ResponderEliminar
  8. Marga, estoy segura de que te encantará, pero ya sabes que está incompleta y eso da mucha rabia porque te quedas sin saber lo que les pasa a sus personajes. La verdad es que yo les cogí mucho cariño y he fantaseado muchas veces sobre cómo habría podido continuar la historia.
    En cuanto a La elegancia, es una delicia.

    Un besote para ti también.

    ResponderEliminar
  9. Hola Dorothy, ya sabes que en esto de la literatura es como en todas las artes, donde yo veo un jarrón tú puedes ver una alegoría de la soledad.

    En fin, hay tanto para leer...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4:18 a. m.

    Siendo esta una no.recomendación y no pretendo negar que a veces la historia parece perder sus rasgos, considero que la complicidad que genera el autor con el lector, la manera en la que él mmuestra tan natural todo lo que hace por ella....me parece muy simple y bonito comoe l autor lo plantea.

    Aún así, como dijo Antonia. Me gusta mucho tu blog por cierto.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:39 p. m.

    Bien, acabo de terminar de leerlo y me parece un libro muy simple, Sin embargo no deja de ser interesante.
    En realidad diría que es mucho titulo para el libro, sé que el autor se inspiró más en en el contexto de la ocupacion Nazi pero la historia es muy romantica.
    A veces es dificil escribir sobre el amor, y creo que el autor no supo describir bien este sentimento, pero la simplicidad y sencillez es algo que hay que valorar.
    Gracias..Saludos desde Bogotá

    ResponderEliminar