martes, 20 de marzo de 2007

Fuckowski, memorias de un ingeniero

Cuando me presenté al Premio de Novela de YoEscribo.com portal de la Fundación Cabana, mi novela Peso cero quedó finalista detrás de "Fuckowski, memorias de un ingeniero", de Alfredo de Hoces. Aquella experiencia fue toda una novedad para mí que entraba en el mundo de los concursos literarios con toda la inocencia de una novata.

Alfredo se llevó el gato al agua con su Fuckowski, un ingeniero informático que intenta explicarnos cómo es el día a día en su mundo laboral de un modo ameno y divertido no carente de filosofía. Es una novela entretenida y emotiva al mismo tiempo, con un personaje, Fuckowski, que te lleva de la mano por su cotidianidad, mostrándonos lo que se cuece en las grandes multinacionales. El capítulo titulado "El proyecto bicicleta" es sublime:

"Dos meses después llegamos a la fase de pruebas. Obviamente el producto es una mierda. Pero las pruebas corren a cargo del mismo equipo, y los niños de uno nunca son feos. Así que con la cabeza bien alta, se prepara un zip, un manual de instalación, y entrega tú, Carlitos, que a mí me da la risa. ¿Estado del proyecto? Entregado. Viernes noche. Cena de proyecto. Aplausos, risas, más 69. El lunes llegarán las sorpresas."

Todos somos permeables y pocos pueden evitar que lo laboral entre en lo personal. Fuckowski no es una excepción y los avatares profesionales afectaran a su vida, alterándola y haciendo que el protagonista se pregunte qué espera del futuro.
Fuckowski, memorias de un ingeniero, presenta su segunda edición y desde aquí quiero felicitar a su autor.

10 comentarios:

  1. Luis VEa García10:50 a. m.

    No me cabe la menor duda de que en el futuro acabaremos escuchando su nombre en algún proyecto de importancia. Tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  2. No tenía ni idea de la existencia de ese portal. Te felicito por haber quedado en tan buen lugar, algo que no debe ser secillo. Y menos para una novata, como te autodenominas... Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo te felicito a ti. Por finalista, que no debe ser fácil, y por colega que habla bien de los demás

    ResponderEliminar
  4. Mis felicidades a Alfredo, ya leí la novela en yoescribo y como aprendiz (eterna) de informatica y conocedora del mundillo de las empresas, me reí un rato largo y también se me congelaba la sonrisa al redescubrir cuan triste es el ser humano que tiene algo de poder y se cree el dueño del mundo.
    ¿Y tu para cuando Antonia?

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena.
    Este libro que comentas tiene buena pinta, pero me gustaría saber algo también del tuyo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tiene ese párrafo.
    Tu novela tampoco debe estar nada mal si conseguiste un segundo puesto.
    ¡Enhorabuena a ambos!

    ResponderEliminar
  7. Tienes un gran desprendimiento y eso es una gran cualidad Antonia.

    Si vives en Madrid, estas invitada a mi recital de mañana viernes

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    De mi novela hablaré otro día.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ya tardas, ya tardas...

    Mónica

    ResponderEliminar
  10. Amiga, tu novela va a sorprender, estoy más que segura.
    Quedaste finalista y eso es mucho triunfo.
    Os felicito a los dos, pero no creas que los finalistas a veces no merecen ser ganadores. Te cuento algo:
    Yo quedé finalista en un premio de relatos y el presidente del jurado no estaba de acuerdo. Me dijo que para él el primer premio era mío. Aunque fuera de palabra. Y me sentí feliz. Fuí segunda pero era ganadora.

    Me siento feliz por ti, Antonia. Espero que arrases, yo tengo intenciones de arrasar... Podemos arrasar juntas porque no se trata de competir, se trata de dar lo mejor de nosotras y en este mundo cabemos todos porque todos somos diferentes. Estáis invitadas todas, isabel, charo, mónica, luchemos.
    Me niego a las envidias. La unión es la que hace la fuerza.

    Por eso te felicito, te felicito y te felicito. Besos.Mil.
    Puri.

    ResponderEliminar