sábado, 30 de junio de 2012

Reto Tridente Literario - Personajes

Personaje favorito

Jane Eyre

(Jane Eyre, Charlotte Brontë)

Por esa fortaleza que oculta tras su aparente debilidad. Por mantenerse coherente hasta la última línea.Por su espíritu libre dentro de su encorsetada existencia.

"—Se supone, generalmente, que las mujeres son más tranquilas; pero la realidad es que las mujeres sienten igual que los hombres, que necesitan ejercitar sus facultades y un espacio en el que poder desarrollarse y esforzarse como sus hermanos masculinos. Sufren al verse tan rígidamente reprimidas, condenadas a la inactividad, exactamente de la misma forma que sufrirían los hombres si se viesen sometidos a esa situación. Y ellos, nuestro privilegiado prójimo, demuestran una gran estrechez de miras al pensar que las mujeres deben vivir reducidas a preparar budines, hacer calceta, tocar el piano y bordar"


Protagonista más odiado

Barón Danglars

(El conde de Montecristo, de Alexandre Dumas)

Un excelente exponente de que lo que representa la envidia de los mediocres. Despreciable y mezquino, no consigue despertar las simpatías del lector ni en sus mejores momentos.

"—Nada, si nos decidimos, lo mejor es coger esta pluma simplemente, y escribir una denuncia con la mano izquierda para que no sea conocida la letra -contestó Danglars; y esto diciendo, escribió con la mano izquierda y con una letra que en nada se parecía a la suya acostumbrada, los siguientes renglones, que Fernando leyó a media voz..."


El antagonista más carismático

La señora Danvers

(Rebecca, de Daphne du Maurier)

Un personaje que me resultó muy interesante en la novela. Me fascina el halo de maldad que la envuelve y su amor enquistado por la difunta señora de Winter, que provoca su inmediato desprecio hacia la insignificante sustituta.

"—Aquí, dentro de su bolsa, está el camisón. Lo ha estado mirando, ¿no? Este fue elq ue se puso la última vez, la noche antes de morir. ¿Quiere tocarlo otra vez? –Sacó el camisón y me lo ofreció–. Tóquelo, cójalo, verá qué suave, qué ligero es, ¿verdad? No lo he lavado desde que ella se lo puso por última vez."  



Personaje secundario que te gustó más que el protagonista

Renee

(La Elegancia del erizo, de Muriel Barbery)

No es exactamente un personaje secundario, sería más bien un co-protagonista. Desde el primer momento supe que se trataba de un alguien especial y en su empeño por pasar inadvertida, me robó el corazón y unas cuantas lágrimas.


Grupo de personajes preferido

La Compañía del Anillo

(El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien)

Me fascinan estos personajes de Tolkien, tan antagónicos y que, sin embargo, son capaces de superar sus diferencias para conseguir un fin. Nadie como Tolkien para describir las miserias y grandezas humanas.

"—La Compañía del Anillo será de Nueve, y los Nueve Caminantes se opondran a los Nueve Jinetes malvados. Contigo y tu fiel sirviente irá Gandalf; pues este será el mayor de sus trabajos, y quizá el último. 
En cuanto al resto, representarán a los otros Pueblos Libres del mundo: Elfos, Enanos, y Hombres. Legolas irá por los Elfos, y Gimli hijo de Glóin por los Enanos. Están dispuestos a llegar por lo menos a los pasos de las Montañas, y quizá más allá. Por los Hombres tendrán a Aragorn hijo de Arathorn, pues el Anillo de Isildur le concierne íntimamente."



Personaje que más te ha hecho reír

Don Quijote

(El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes) 

Su absurda inocencia y su constante insistencia en buscarse problemas me hizo reír a carcajadas en muchas ocasiones.

"—Yo se lo diré -respondió Sancho-; porque le he estado mirando un rato a la luz de aquella hacha que lleva aquel malandante, y verdaderamente tiene vuestra merced la más mala figura, de poco acá, que jamás he visto; y débelo de haber causado, o ya el cansancio deste combate, o ya la falta de las muelas y dientes."

"—... Y así, digo que el sabio ya dicho te habrá puesto en la lengua y en el pensamiento ahora que me llamases el Caballero de la Triste Figura, como pienso llamarme desde hoy en adelante..."


Personaje más frío que conozcas

Lisbeth Salander

(Saga Millenium, de Stieg Larsson)

Sin duda es un personaje tremendamente frío. Cuyas fuertes motivaciones hacen creíble su imposible personalidad y su cortante fragilidad.

"Estaba amarrada con correas de cuero en una estrecha litera de estructura de acero. El correaje le oprimía el tórax. Se hallaba boca arriba. Tenía las manos esposadas a la altura de los muslos. Hacía mucho tiempo que había desistido de todo intento de soltarse. Se encontraba despierta, pero con los ojos cerrados. Si los abriera, solo vería oscuridad; la única luz existente era un tímido rayo que se filtraba por encima de la puerta."




Personaje que te gustaría haber creado


Aquí, todos los que me habéis leído sabréis que pondría a Jane Eyre, pero para no repetirme voy a elegir a otro personaje que también desearía que fuese mío.

Edmundo Dantés

(El conde de Montecristo, de Alexandre Dumas)

Por su ternura e inocencia en el comienzo y la evolución a lo largo de la historia. Dumas, es capaz de imprimir en este personaje matices sutiles y profundos, de una riqueza emocional admirable.

"El carcelero se encogió de hombros y se marchó. Siguióle Dantés con la vista, extendiendo los brazos a la puerta entreabierta, pero ésta se cerró de repente.

Entonces su pecho se desgarró, por decirlo así, en un interminable sollozo. Corrieron a torrentes las lágrimas que hinchaban sus pupilas; púsose de hinojos con la frente pegada al suelo, y a rezar por largo rato, repasando en su imaginación toda su vida pasada, y preguntándose qué crimen había cometido en aquella vida tan corta aún para merecer tan duro castigo, y así pasó todo el día."



Personaje que te gustaría ser por un día

Elizabeth Bennet

(Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen)

Porque siempre he imaginado a Elizabeth como el alter ego de Jane Austen y como no puedo pedir ser ella por un día, ya que no es un personaje, elijo a la segunda hija de los Bennet.

"Mr. Darcy:
—Una mujer debe tener un amplio conocimiento de música, canto, dibujo, danza, y lenguas modernas para merecerse esa palabra (talentosa); y, aparte de todo esto, debe haber algo en su aire y en su manera de andar, en el tono de su voz, en su forma de relacionarse con la gente y en su expresión, de no ser así, no merecerá completamente la palabra.
Elizabeth Bennet
—No dudo que conozca sólo a una docena, dudo que conozca a alguna".



Personaje más sexy

Edward Rochester

(Jane Eyre, de Charlotte Brontë)

Por la debilidad que oculta tras esa apriencia de hombre duro, de vuelta de todo. Por cómo trata de disimular con inteligente ironía,  la ternura que le inspira Jane Eyre.

"—Porque yo a veces experimento un extraño sentimiento hacia usted -continuó-, sobre todo cuando está cerca de mí, como ahora. Es como si tuviese una cuerda atada a la costilla bajo el corazón, tensa y unida inextricablemente a otra que usted tuviese atada en el mismo lugar de su menuda anatomía. Y si ese borascoso canal y doscientas millas de tierra van a separarnos, temo que se rompa ese lazo que nos une; y entonces me invade un extraño temor, porque estoy seguro de que la rotura va a producirme una incontenible hemorragia."



Mejor narrador masculino

Adriano

(Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar)

Lo leí con avidez, de una sentada, sin poder dejarlo hasta el final. El personaje que dibujó Marguerite Yourcenar me conmovió y me convenció. Es un libro que he releído en varias ocasiones y siempre tengo la sensación de que el Emperador, sentado cómodamente en su banco de piedra y con la mirada perdida en el más allá, me cuenta una historia que conoce bien.

"—Mi abuelo Marulino creía en los astros. Aquel anciano demacrado, de rostro amarillento, me concedía el mismo afecto sin ternura, sin signos exteriores y casi sin palabras, que tenía por los animales de su granja, sus tierras, su colección de piedras caídas del cielo. Descendía de una vasta línea de antepasados establecidos en España desde la época de los Escipiones."


Mejor narradora

Olivia

(Los cien sentidos secretos, de Amy Tan)

Me abrió un mundo desconocido y sorprendente. Con ella conocí los cien sentidos secretos y aprendí a mirar con otros ojos.

"No era como los fantasmas que veía en mi infancia. Era mil millones de chispas que contenían cada pensamiento y emoción que tuvo en su vida. Era un ciclón de estática que bailaba alrededor de la sala, suplicándole a Simon que la escuchara. Supe todo esto con mis cien sentidos secretos. "



Personaje secundario del que te habría gustado saber más

Becky Sharp

(La feria de las vanidades, de William Makepeace Thackeray)

Hubiese querido que Thakeray escribiese la continuación de La feria de las vanidades, para que nos mostrase la evolución de este magnífico personaje.
  
—Aborrezco con toda mi alma la casa entera —repuso con furia Becky—. Abrigo la esperanza de no volver a verla en mi vida... Quisiera verla sumergida en el fondo del Támesis, y créeme que, si Barbara Pinkerton se encontrara dentro, no sería Becky Sharp la que alargase un dedo para sacarla... ¡Oh!... ¡Con qué placer la contemplaría flotando sobre las aguas, arrastrada lejos, muy lejos, con su turbante y con su traje de cola, asomando la nariz, que parece el espolón de una barca!



Personaje con el que te identifiques

Una vez más Elizabeth Bennet, siento repetirme.
(Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen)


Personaje del que estés más orgullosa

Sor Lucía

(Peso cero, de Antonia Romero)

Quizá porque dejé mucho de mí en ese personaje. Quizá porque está fuera del mundo y es como hacer hablar a la conciencia.
—Mira, Alicia, la felicidad es un bien maravilloso y frágil, un tesoro valiosísimo, por efímero –le cogió una mano entre las suyas–. Si algún día llegas a probar un pequeño trago de ese néctar que han ansiado los hombres desde que caminan erguidos, tu vida habrá tenido sentido y el resto podrás dedicarlo a contar las horas y esperar que pasen.