jueves, 26 de mayo de 2011

¡¡¡¡Grrrrrr!!!!!

Hoy es uno de esos días en los que te levantas sin ganas de ser paciente.

Uno de esos días en que los que te caen mal, te caen mal y ya está.
En los que tienes ganas de mandar a todo el mundo a un lugar muuuuuuy lejano.

No es por nada. Supongo que es hartazgo de comprensivismo (palabro nuevo a la saca).

Cansancio de ver que lo que te enseñaron de pequeña: que hay que ser bueno, que si te portas bien con el prójimo (o prójima) ellos se portarán bien contigo, es un cuento chino mandarino.

Que estoy cansaita de ser güena, vaya. Me apetece mucho ser mala, mala, malísima.