martes, 11 de septiembre de 2007

Mañana empiezan las clases

Será miércoles, lo sé, pero, además, empiezan las clases. Que si los libros sin forrar, que si me llevo esta libreta, que si dónde están los lápices nuevos. Que qué pocas ganas, qué vaya rollo...

Ellos están de los nervios y nosotros mirando al cielo y diciendo por lo bajini ¡por fin, por fin! vuelta a la normalidad, al aburrimiento contenido, al poco tiempo libre bien aprovechado.

Escuchas a los mayores que te dicen que la juventud de hoy en día no vale para nada, que no tienen ilusiones, que no están motivados, que no les gusta trabajar...

Tú suspiras y piensas ¿será verdad? ¿No era eso lo que decía mi abuela? (que en paz esté).

Y entonces descubro esto y me entra un calorcito por todo el cuerpo, es que no me aguanto la sonrisa. Abrid bien los oídos

Canon de Pachelbel




El verano de Las cuatro estaciones de Vivaldi



Y pienso: "si existen chicos como este, al que llaman Funtwo, todo es posible".





Se trata de Jeong-Hyun Lim un estudiante coreano. La versión que le ha hecho famoso fue compuesta por Jerry C., otro joven que toca en una banda.



¿Quién sabe? Quizá el vecino ese con el que te cruzas por la mañana cuando va camino del Instituto con cara de sueño y pocas ganas, al regresar por la tarde se mete en su habitación, enchufa su guitarra al amplificador y entonces se saca un pedacito de cielo de entre los dedos.


8 comentarios:

  1. En eso de que al fin se van al cole, estoy contigo. Qué bien sacar un poco de tiempo para una...
    Por lo demás: Quién dijo que todo está perdido...
    saludos,
    janet.

    ResponderEliminar
  2. Por què lo anterior siempre debe ser mejor? Porque lo conocemos y no le tenemos miedo? Porque nos creemos el centro del universo y nos cuesta ceder el lugar a otros? Porque nos apabulla que nos desplacen cual muebles viejos?

    Cambiar es crecer...crecer es cambiar. Bien por este muchachito que, sin desechar lo anterior, le da aporta sus aires frescos y juveniles!

    Que disfrutes de tus "vacaciones"!

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón, Antonia. El año pasado, cuando me dieron el destino en uno de los institutos con peor fama de la ciudad me temí lo peor.

    Y casi siempre nuestros miedos son completamente infundados.

    Tenía la mala fama merecida, sí. Pero en cuanto les das la oportunidad de hacer cosas diferentes, estos niños se vuelcan, te quieren, te respetan... Creamos un coro, un taller literario... y no nos faltó público.

    Este año repito. Es que lo de la mala fama va conmigo.

    PD: increíbles los vídeos!

    ResponderEliminar
  4. Lo que realmente me maravilla es la capacidad que tiene una buena obra -que es como decir la esencia de un sentimiento universal-, de sobrevivir al tiempo, a las generaciones y a la estulticia humana; adapt�ndose y haci�ndose propia de las emociones m�s profundas de una nueva hornada de creadores. As� lo he sentido mientras escuchaba esa electrizante versi�n del Canon.

    Salud

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Alucinantes los videos, sí.
    Nunca hay que fiarse del todo de las apariencias. O al menos, mantener un pequeño margen para la sorpresa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, creo que es un tópico eso de que los jóvenes no tienen ilusiones, pasan de todo, etc. Otra cosa es que les interesen temas distintos de los nuestros.
    Como ya te he dicho en mi blog, ya tengo tu libro "Peso cero" y he empezado a leerlo, tengo muy buena impresión. Cuando lo acabe, te diré. Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  7. Janet, veo que tienes niños alborotando en casa. Eres de las mías.

    Laura, me temo que es mucho peor que eso, creo que viene unido al hacerse "mayor" y creer que si atacamos no seremos atacados.
    Me gustó la ironía de las "vacaciones".

    Fer, seguro que eres un profe estupendo y tus alumnos tienen que darse cuenta.

    Charles de batz, estoy de acuerdo contigo. Precisamente esta pieza fue la que sonó el día de mi boda en una humilde parroquia de barrio y tiene un especial significado para mí. Escuchar la versión de este joven coreano me hizo pensar que al igual que una pieza clásica puede sonar estupendamente en un instrumento "moderno", el amor también suena bien cuando se renueva.

    Isabel, perdona, pero me ha hecho tanta ilusión que me digas que estas leyendo mi novela que me he olvidado del tema. Gracias.

    Besos para todos y gracias por venir a visitarme.

    ResponderEliminar
  8. Mi niña Leonor empezó las clases a principios de mes. Todavía está en la guardería, pero por lo lista que es, podría estar en primero de carrera.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar